Sé parte activa en el equilibrio de tu salud.

  • Cuida tu cuerpo, reconoce lo que necesita, para sentirte bien física, mental y emocionalmente.
  • Nutre tu organismo con una alimentación hecha a tu medida, conoce los nutrientes que necesitas y utilízalos.
  • Practica ejercicio según tus necesidades y toma conciencia de tu respiración.
  • Fortalece tu sistema psiconeuroinmunológico.
  • Trabaja con las creencias que te impiden avanzar para lograr cambios.
  • Recibe el apoyo emocional para comenzar este nuevo camino y aprender que: puedo producir esos cambios.
Naturopatia
Foto: Irene Caminero López


Blog


Alimenta y protege tu piel este verano

Al llegar el verano, con sus temperaturas elevadas, nos liberamos de ropa y exponemos nuestra piel al sol y ante sus peligrosos rayos ultravioletas (UV). Entre esos rayos destacamos los UVA que penetran más en la dermis, nos broncean más rápido y nos envejecen; mientras que los UVB, más peligrosos, producen más quemaduras. Por ello, es muy importante  cuidar y PROTEGER nuestra piel, el mayor órgano cuya función de barrera ayuda a protegernos de factores externos como bacterias, sustancias químicas y temperatura.

LA MELANINA es el pigmento que da color a la piel y que actúa como un filtro para evitar los daños de los rayos UV. La producen los melanocitos células que se encuentran en la parte más profunda de la epidermis, la capa más externa que cubre nuestro cuerpo, la que tocamos y vemos.

Cuando tomamos el sol nos ponemos morenos porque producimos más melanina y eso nos ayuda a protegernos de los rayos ultravioleta. 

Hay personas que, a partir de los 40 años, les aparecen unas manchitas marrones en el pecho, la cara, las manos. Manchitas que atribuimos a la edad o, al hígado que no funciona bien, cuando en realidad los causantes de su formación son los rayos UVA. Ellos son responsables de que la melanina se agrupe y como resultado se produzca la mancha.

 

¿Sabías que con nuestra alimentación podemos producir más melanina y protegernos del daño oxidativo del sol? ALIMENTOS QUE PUEDEN AYUDARNOS:

Los alimentos ricos en BETACAROTENOS precursores de la Vitamina A, para producir más melanina, los encontramos en alimentos vegetales de color intenso como el naranja en: calabaza, zanahoria; rojos en: tomate, pimiento, sandía; verde como la espinaca. 

Alimentos ricos en antioxidantes, vitamina C y E, ante el estrés oxidativo del sol sobre la piel.

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA C: fresas, acerola, cítricos como: naranja, pomelo, limón, lima. Kiwi;  sandía, papaya, pimientos, tomates, espinacas, acelgas, brócoli, coliflor.

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA E: aceite de germen de trigo. Aceite de oliva, virgen extra. Frutos secos como: Nueces, almendras, avellanas, cacahuetes, preferible consumir crudos. Semillas como las de girasol (preferible crudas). Hortalizas de hoja verde como: espinacas y acelgas; brócoli.Pescado azul, para reconocerlo: su cola tiene forma de V, preferible consumir el pequeño: sardina, boquerón, caballa, jurel; al grande: pez espada, atún, salmón de acuifactoria. El huevo, en su yema.

 

Sin olvidarnos de la responsabilidad de ¿CÓMO TOMAR EL SOL?

Recomendable aprovechar el beneficio de tomar el sol a las primeras horas de la mañana 9, 10h, y las últimas de la tarde 6, 7h, junto con un aliado para esas horas, el aceite de coco. Recuerda que necesitamos Vitamina D y a esas horas libres de las cremas solares podemos exponernos con más seguridad.

Por el contrario, EVITA POR TU SALUD  exponerte al sol entre las 12 y las 17 horas, puesto que las radiaciones ultravioletas son más intensas, más peligrosas, y podrían provocar efectos negativos a corto plazo (quemaduras, irritaciones, alergias) y a largo plazo (lesiones oculares y problemas dermatológicos). En estas horas habría que TENER MUY EN CUENTA:

UTILIZAR CREMAS PROTECTORAS CON FILTRO SOLAR PARA RAYOS UVA y UVB, que sean resistentes al agua y con un factor de protección mínimo de 30. Sin olvidar el beneficio de aplicarlas 30 minutos antes de la exposición y repetirlo cada 2 horas. Recuerda que las cremas con un índice de protección elevado permiten el bronceado evitando las quemaduras, pero no nos protegen del envejecimiento cutáneo ni del cáncer de piel.

Por todo ello las personas con problemas de lunares y pieles sensibles deberían PROTEGERSE CON ROPA Y DEBAJO DE UNA SOMBRILLA.

 

Y para finalizar, proteger la salud ocular de los UV es una prioridad que podemos hacer con gafas de sol oscuras y homologadas que filtren los UVA y UVB y con un sombrero.  

 

Pilar López Martín -Naturópata

 

Fuentes:

https://www.youtube.com/watch?v=ifRJ9TTcGcg

Sol y nutrición, el lado oscuro del verano. Fundación Vivo Sano

http://www.lavanguardia.com/de-moda/belleza/20160714/403185369919/aceite-coco-protector-solar.html

El aceite de coco, el aliado natural para protegerse del sol

http://www.caib.es/sacmicrofront/archivopub.do?ctrl=MCRST409ZI77606&id=77606       

-Govern de les Illes Balears

http://veradermis.com/blog/aceites-vegetales-para-uso-cosmetico/

 

0 comentarios