Sé parte activa en el equilibrio de tu salud.

  • Cuida tu cuerpo, reconoce lo que necesita, para sentirte bien física, mental y emocionalmente.
  • Nutre tu organismo con una alimentación hecha a tu medida, conoce los nutrientes que necesitas y utilízalos.
  • Practica ejercicio según tus necesidades y toma conciencia de tu respiración.
  • Fortalece tu sistema psiconeuroinmunológico.
  • Trabaja con las creencias que te impiden avanzar para lograr cambios.
  • Recibe el apoyo emocional para comenzar este nuevo camino y aprender que: puedo producir esos cambios.
Naturopatia
Foto: Irene Caminero López


Blog


Prácticas y remedios naturales para apoyar en estados gripales y de resfriados.

Después de los atracones y el consumo excesivo de azúcares llegan los fríos y el sistema de defensas de muchas personas baja y permite la entrada de virus y bacterias. Virus que atacan el sistema respiratorio ¿Sabías qué: los azúcares actúan como fertilizantes, dañando la población de bacterias buenas presentes en nuestro intestino, donde reside el 80% de nuestro sistema inmune y qué al rebajar  y desequilibrar su población ocasionan una bajada de defensas? Y es en esta época cuando la población colapsa los centros de salud y las urgencias hospitalarias.

 

Tanto la gripe como el resfriado son causados por virus, aunque diferentes. Lo destacable de la gripe es la aparición repentina de sintomatología acompañada por fiebre alta, que en los niños puede llegar a 40ºC, con una duración aproximada de 3 días, mientras que en el resfriado se puede manifestar de forma leve en los niños.  En la gripe el malestar es generalizado y fuerte en todo el cuerpo, en cambio, en el caso del resfriado está más localizado en garganta y nariz, se considera como una infección leve de las vías respiratorias. La duración, en ambos casos, puede llegar hasta las dos semanas. En la gripe se debe extremar el cuidado en niños menores de dos años, embarazadas, personas propensas a problemas respiratorios y ancianos, ya que puede tener complicaciones como infecciones de oídos, bronquitis y neumonía.

 

 

Es muy importante visitar al médico ante estos síntomas:

– Dificultad para respirar.

– Dolor torácico para respirar.

– Presión baja.

– Cambios de conciencia

– Desorientación.

– Vómitos persistentes.

 

¿Cómo actuar ante la FIEBRE?

 

La fiebre está considerada como un mecanismo de aumento de temperatura que el organismo utiliza para destruir virus y bacterias. El hipotálamo se encuentra en el cerebro y tiene una función de termostato que envía mensajes de escalofríos para subir la temperatura o de sudor para bajarla. Desde mi perspectiva naturopática, no soy partidaria de tomar fármacos si está por debajo de 38ºC, en la axila. Eso sí, y muy importante, mantener la vigilancia para ver la evolución  y saber que el cuerpo está respondiendo bien.

Remedios que pueden mejorarla:

-Masajear las muñecas y los tobillos  con zumo de limón recién exprimido  puede ayudar a bajar, incluso, 0,5ºC la fiebre.

-Paños mojados en agua fría, o tibia y poner en la frente,  muñecas, y tobillos. 

-Baños de agua templada.

-Y recuerda que… sudar la fiebre no facilita su bajada.

-Si no tomas fármacos y no tienes alergia al ácido acetil salicílico hay una planta aliada que  podría ayudar en el caso de fiebre, dolor e inflamación. Hablamos del sauce blanco (Salix Alba) la infusión de su raíz (en este caso decocción por ser parte dura) podría ayudarte de manera natural a remediar estos problemas). Contraindicada en niños, embarazadas y personas con alergia o sensibilidad a la aspirina.

 

 

He perdido el apetito ¿qué tomar?

Es bien seguro que habrás notado que se pierde el apetito, tu cuerpo es sabio y guarda todas sus energías para restaurar su equilibrio y no gastarlas haciendo la digestión. Pero recuerda la importancia de HIDRATAR, sobretodo en caso de fiebre, por ello escucha tu cuerpo que seguro te pedirá:

·        Caldos suaves de verduras, sopa, purés, como el de calabaza que suaviza las mucosas del sistema digestivo… Te comparto una sopita en su versión terapéutica, mejor consumir al mediodía, por la noche obligaría a ir al baño y eso no  interesa. Apunta: SOPA DE CEBOLLA.

INGREDIENTES para 1 persona:

-2 cebollas (si es morada tendrá más fitoquímicos, antioxidantes), propiedades: antibiótico natural y depurativa.

-½ litro de agua (hidratante).

-1 cucharadita de orégano (expectorante, antiinflamatorio vías respiratorias, para la tos).

-una pizca de sal, preferible sal marina sin refinar, más riqueza en minerales.

-2 cucharadas de aceite de oliva.

-Optativo: jengibre (ayuda a soltar el moco de las vías respiratorias, calma el malestar estomacal que se puede sentir en estos casos), otra alternativa, si el sistema gástrico lo permite una puntita muy pequeña de cayena (propiedades antigripales, contra el virus influenza, pone en movimiento la mucosidad y rebaja la congestión).

PREPARACIÓN: Utilizar una olla que cierre bien. Calentar sin humear 1 cucharada de aceite  de oliva y añadir la cebolla bien fileteada, dejar pochar a fuego medio bajo hasta que adquiera un tono dorado. Incorporar el agua, llevar a ebullición (este es el momento de introducir el optativo: jengibre, una rodajita, o la pizca de cayena) y dejar cocer unos 15 minutos para trabar el caldo, un poco antes de apartar incorporar la pizca de sal  y la cucharadita de orégano. Ya en el plato se puede agregar la otra cucharada de aceite crudo que quedaba.

Y ¡buen provecho!

·        INFUSIONES que al estar templadas entrarán mejor que el agua. Pero ten en cuenta que si estás tomando fármacos estos pueden interactuar con ellos y bien aumentar o disminuir los efectos de los mismos. Por ello tómalas, en todo caso, dos horas antes o dos horas después. Cantidades: para una taza de unos 200 ml (recuerda que el agua reducirá al tener que hervir) utilizaremos 1 cucharadita de café de cada una de las siguientes plantas:

La flor de malva, con efecto antiinflamatorio tanto a nivel respiratorio como a nivel gástrico e intestinal.

Las hojas del eucalipto, muy adecuada en enfermedades del aparato respiratorio ya que baja la inflación de las vías respiratorias y permite respirar mejor, estimula la salivación y alivia la tos seca, sin olvidar que al desinflamar facilita la salida del moco.

Raíz de malvavisco rica en mucílagos, una fibra que desinflama y suaviza las mucosas respiratorias, gástricas e intestinales irritadas. Indicada en bronquitis por su efecto expectorante, efectiva tanto en tos irritante como productiva.

 

(Manera de hacer la infusión: poner a calentar el agua, en el punto de ebullición añadir la raíz de malvavisco que debe hervir entre 3 y 5 minutos, pasado el tiempo retirar del fuego y añadir otra cucharita de flores de malva y otra de hojas de eucalipto, tapar y dejar reposar 5 minutos. Colar y tomar templada. Optativo un chorreoncito de limón al tomarla).

 

Leer más 10 comentarios