Sé parte activa en el equilibrio de tu salud.

  • Cuida tu cuerpo, reconoce lo que necesita, para sentirte bien física, mental y emocionalmente.
  • Nutre tu organismo con una alimentación hecha a tu medida, conoce los nutrientes que necesitas y utilízalos.
  • Practica ejercicio según tus necesidades y toma conciencia de tu respiración.
  • Fortalece tu sistema psiconeuroinmunológico.
  • Trabaja con las creencias que te impiden avanzar para lograr cambios.
  • Recibe el apoyo emocional para comenzar este nuevo camino y aprender que: puedo producir esos cambios.
Naturopatia
Foto: Irene Caminero López


Blog


¿SIENTES QUE TU BARRIGA CRECE Y ESO TE INCOMODA?

Te has preguntado alguna vez por qué crece tu contorno abdominal y cómo influye esto en tu salud y, lo más importante, qué podrías hacer para rebajarlo. Para que te puedas hacer una idea te comparto las medidas del perímetro abdominal que la OMS considera oportuno no superar: 102 cm en hombres y 88 cm en mujeres, para calcularla necesitamos una cinta métrica y rodear con ella el contorno abdominal a la altura del ombligo. Te animo a seguir leyendo y comprobar que puedes SER PARTE ACTIVA EN ESTE PROBLEMA, porque seguro que disminuir este perímetro te ayudará a sentirte mejor, no sólo con tu físico sino también con tu salud.

 

¿Qué puede causar este aumento?

En primer lugar, tenemos que saber si es un problema de hinchazón, lo que nos indicaría que la causa es gastrointestinal o si el problema es por acumulo de grasa ya que las consecuencias y la manera de afrontarlas sería diferente.

 

¿Qué podría causar la hinchazón?

El principal causante de la hinchazón podrían ser los gases, entre otros síntomas. Los gases se pueden producir por diferentes causas:

  • Dispepsias que se manifiestan después de comer en la parte alta del abdomen.
  • Intolerancias alimentarias como a la: lactosa, fructosa, gluten, incluso sorbitol…
  • Consumo de fibra,  que según los organismos pueden darse tanto por carencia como por exceso de fibra.
  • Enfermedad de Crohn o Síndrome de Intestino Irritable (SII), dos enfermedades de carácter inflamatorio que lesionan las paredes intestinales.

¿Qué sería recomendable hacer en estos casos?

Lo más recomendable, en cualquiera de los casos,  es el diagnóstico y estar atento a los alimentos que se comen y como estos afectan en la digestión. 

 

Recuerda que podrías evitar:

 

  • Las verduras que son productoras de gases entre ellas las crucíferas (col, coles de Bruselas, coliflor, brócoli…), alcachofas…
  • Las legumbres ¿sabías que si les quitas la piel o las pasas por el pasapurés podemos evitar en gran medida el problema? Experimenta a comerlos sin piel en humus, cremas, purés… La lenteja naranja no lleva piel. Cuando experimentes utiliza pequeñas cantidades y valora como te sientes al digerirlas.
  • Observa tu digestión cuando comes pasta al dente o pan caliente, en algunas personas causan gases.

 

  • No te olvides de la importancia de masticar (la digestión empieza en la boca). Cuando comemos debemos tener en cuenta, comer despacio, con la boca cerrada y, en lo posible evitar hablar, todo ello facilita que no traguemos aire con la comida y que así produzcamos menos gases.
  • No beber a sorbos o con pajita y recuerda evitar el consumo de bebidas con gas y bebidas alcohólicas porque incrementan el aumento de gases.
  • El chicle facilita que traguemos mucho aire al masticarlo y, además ten en cuenta los edulcorantes artificiales que podemos encontrar en ellos y en otros muchos alimentos como: manitol, sorbitol, xilitol. Recuerda, muy importante, leer los ingredientes.

 

¿Qué puede causar la acumulación de grasa en el abdomen?

Aquí también nos podemos encontrar con varios factores entre ellos una mala alimentación, rica en alimentos procesados: con altos niveles de hidratos de carbono refinados (azúcares), los que no consumimos se guardan como grasa; grasas hidrogenadas, trans, grasas saturadas presentes en carnes, embutidos, en leche y sus derivados y el famoso aceite de palma, que aunque vegetal es saturado y recuerda  que es un aceite que está muy presente en los alimentos procesados. El sedentarismo agrava el problema. El factor estrés también es muy importante porque puede afectar a las hormonas del sistema endócrino. En ciertas etapas de la vida, como en la menopausia la mujer sufre una caída hormonal del estrógeno, en el caso del hombre es partir de los 40 que empieza a sufrir una bajada de testosterona, hormona masculina. No debemos olvidar que también puede afectar alguna afección en particular o la genética. 

 

¿Cómo repercute la grasa abdominal en la salud?

El acumulo de grasa abdominal no es sólo un problema estético es algo mucho más serio porque la grasa visceral  envuelve órganos tan importantes como hígado, páncreas, riñones y está relacionada con problemas de desequilibrios hormonales, cardiocirculatorios, hipertensión, resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, entre otros.

 

Grasa abdominal en el hombre 

En el hombre la hormona masculina, testosterona, empieza su declive a partir de los 40 años, su déficit se conoce como Síndrome de Deficiencia de Testosterona (SDT) y puede repercutir tanto en la función mental como en la función física del hombre, con manifestaciones como:

- Descenso del deseo sexual.

- Disfunción eréctil (disminución de la calidad y frecuencia de las erecciones, lo cual incluye una reducción de las erecciones matutinas).

- Aumento de la grasa corporal (visceral).

- Reducción de la vitalidad, energía (rendimiento laboral, el descenso en la capacidad de concentración y la función cognitiva).

- Pérdida de vello corporal y facial.

- Cambios de humor.

- Reducción de la masa corporal magra y del volumen y fuerza muscular, así como la disminución de la densidad ósea.

Pero, además de todo esto está un incremento en el riesgo de padecer Síndrome Metabólico (SM) que incluye los siguientes síntomas: exceso de grasa abdominal, resistencia la insulina, diabetes tipo 2, hipertensión arterial y colesterol LDL elevado.

 

Grasa abdominal en la mujer

Si en el hombre hablamos de la hormona masculina la testosterona, en la mujer tenemos la hormona femenina, el estrógeno. En la mujer, con la menopausia el nivel de estrógenos cae y sube otra hormona la foliculoestimulante, FSH, que hace que consumamos menos calorías y que aumente la acumulación de grasa, lo que podría ser una causa del por qué crece el contorno abdominal en la mujer.

A este problema del aumento de contorno abdominal podemos sumar otros síntomas por la bajada de estrógenos, lo hace más difícil volcarse en bajar el contorno. Entre los síntomas más inmediatos nos encontramos con los vasomotores que incluyen: sofocos y la sensación de calor que sube del pecho hacia el cuello y la cara, que se suelen presentar más por la noche y que, a veces, llegan a impedir el descanso; sin olvidarnos de las  palpitaciones y las jaquecas. También debemos tener en cuenta los síntomas psíquicos como: nerviosismo, irritabilidad, hipersensibilidad, falta de concentración.

La osteoporosis podríamos encuadrarla en un síntoma entre medio y a largo plazo.

Este gran paquete de síntomas influye en el estado anímico que baja el impulso y fuerza de voluntad para acometer la tarea de poner freno al crecimiento de la barriga.

 

Recomendaciones para reducir el contorno abdominal, tanto en hombres como mujeres.

Leer más 0 comentarios