Artículos sobre Desintoxicación


Pencas de Cardo. Salud en tu mesa

Cardo
Foto elangreen.com

Un recomendable alimento que favorece la digestión.  El Cardo, Cynara Cardunculus,  una verdura de invierno que nos regala el paladar y es familia de la alcachofa, la endibia o la escarola y de la achicoria. Lo que nos comemos son los tallos de las hojas, llamados pencas. Un alimento beneficioso para hígado, vesícula biliar, intestino y sistema cardiocirculatorio.

 

A su mayor componente el agua con una presencia de un 94%, lo que le otorga ser un alimento  bajo en calorías, le sumamos  su riqueza en  Inulina, una fibra que favorece el tránsito intestinal. Sin olvidar  la Cinarina, un compuesto aromático que le otorga un ligero sabor amargo, que aumenta la secreción biliar y mejora la digestión.  Su contenido en potasio le avala como alimento diurético y depurativo que, junto con su riqueza en agua, le favorece para bajar de peso.  Todas estas propiedades facilitan disminuir el nivel de colesterol LDL “malo”. Además, también es rico en otros minerales como: fosforo, magnesio y calcio y en menor medida hierro, zinc, sodio, manganeso, selenio y cobre. Destaca en vitaminas:   A,  B 9 (ácido fólico), y otras del grupo B y C. Tanto la A como la C tienen propiedades antioxidantes que suben el sistema inmune y protegen el organismo de tóxicos,   propiedades que también ofrecen el zinc y el selenio. Vitaminas y minerales que  refuerzan su efecto como antienvejecimiento.

 

Leer más 4 comentarios

Desintoxica tu hígado con un gran desayuno.

Imagen de masquedietas.es
Imagen de masquedietas.es

Pomelo y aguacate dos alimentos ricos en Glutatión, un aminoácido que ayuda al hígado, pulmones y riñones a desintoxicarlos. Además,  repara el daño que sufren nuestras células por la contaminación, el estrés y la fatiga. Así mismo, ayudan a regular  los glóbulos blancos responsables de la salud del sistema inmunológico, que necesitan glutatión para multiplicarse y permanecer en niveles optimos en la sangre.

Por ello,  podemos utilizar estos dos alimentos para ayudaros a desintoxicar nuestro órgano más castigado por el verano, el hígado y además, subir nuestro sistema inmune. Disfrutemos de ellos en un buen desayuno que nos aportará energía suficiente hasta el mediodía, al ser ricos en nutrientes. Te recomiendo, si te lo puedes permitir, tomar primero el pomelo, preferible masticado para ingerir su fibra tan beneficiosa, dejar un espacio entre 20 y 30 minutos para continuar con la tostada, si no te es posible, lo puedes tomar a media mañana. Y disfruta de  una buena rebanada de pan, o dos, dependiendo del tamaño y la actividad a desempeñar, yo me decanto por espelta, centeno, o multicereales, integrales y  preferible de levadura madre, aderezada con el triturado de aguacate y tomate, optativo ajo negro picadito (2 dientes), o unas hojas de albahaca picaditas, o bien, un poquito de orégano. Esto lo puedes acompañar de un té verde o incluso de un café (orgánico).

Recuerda que en la mayoría de los casos engordamos por carencias de nutrientes como, hidratos de carbono complejos, fibra, aceites saludables, vitaminas y minerales, enzimas. Mientras que, los excesos en hidratos de carbono refinados, azúcares, son alimentos que roban nutrientes de nuestro organismo para poder ser metabolizados y ésto nos produce carencias, falta de energía y nos aportan calorías vacias, que se acumulan en grasa…

 

Pilar López Martín - Naturópata

 

2 comentarios

Alimentos que desintoxican hígado

Un plato con alimentos ricos y nutritivos,  para mejorar la salud de nuestro hígado.

 

Ingredientes:

  • Alcachofas.
  • Cebolla, tierna, fresca.
  • Pimiento rojo
  • 1 cucharada de aceite de oliva, virgen extra.
  • 1 pizca de cayena, optativa.

 

Preparación.

Se limpian las alcachofas tiernas, de hojas externas, duras y se deja el corazón, que se parte por la mitad y se filetea. Los tallos se pelan, y se filetean, también se pueden consumir, siempre que estén tiernos. Todo se impregna, se envuelve, con el zumo de limón recién partido. El pimiento, se lava y se filetea en tiras. Con la cebolla fresca, se procede igual, se filetea y todo crudo se pone en la olla, junto con una cucharada de aceite de oliva, virgen, extra y optativo una pizca de cayena. Utilizamos una olla, normal, que cierre bien.

Una cocción suave, a su amor, que no supere los 120º, con un tiempo aproximado entre 15, 30 minutos, depende de lo tiernas que estén las alcachofas y de cómo te guste la textura, mucho mejor al dente. Al ir a comerlo le puedes añadir un poquito de sal.

Leer más 0 comentarios